We speak english Parliamo Italiano

¿Qué hacer si mi empresa es insolvente?

¿Qué hacer si mi empresa es insolvente?

¿Qué hacer si mi empresa es insolvente? Esa es la pregunta que queremos resolver hoy y que viene enlazada como continuación de nuestro post inmediatamente anterior.

¿Qué hacer si mi empresa es insolvente?

Si su empresa está experimentando dificultades persistentes para hacer frente a sus compromisos de pago, se proporcionan varios procedimientos para ayudarlo a enfrentarlas. No se puede responsabilizar a un gerente por el solo hecho de no haber podido hacer viable su negocio. Por lo tanto, la ley acude en ayuda de los empresarios en dificultades de solvencia o en situación de quiebra para permitirles, en particular, negociar con los principales acreedores.

El procedimiento de conciliación inicial pueden, en primer lugar, permitirle resolver las dificultades financieras de su empresa de forma amistosa y preventiva. Los despachos como el nuestro, especialistas en Derecho Concursal, disponemos de diversas fórmulas de negociación; refinanciación, etc. que tienen mayor eficacia cuanto más temprana sea la detección del problema.

Tan pronto como encuentre dificultades que no pueda superar, puede solicitar al juez que abra un procedimiento concursal o concurso de acreedores. Si no sabe cuándo debe hacer esto, por favor póngase en contacto con especialistas. Este procedimiento legal preventivo puede permitirte reorganizar tu negocio y así continuar con tu actividad económica, mantener empleos y liquidar pasivos.

Nombre
Apellidos
Correo electrónico
Mi consulta es:
LOPD

¡El formulario ha sido enviado correctamente!
Ha ocurrido algún error al enviar el formulario. Por favor, revisa de nuevo todos los campos.

Pero este procedimiento que casi se puede considerar de salvaguarda puede ser inútil (¡o tardío!) cuando las dificultades son demasiado densas y su empresa ya se encuentra en estado de insolvencia. Si este es el caso, usted está obligado a declarar la situación de cesación de pagos de su empresa dentro de los 45 días siguientes a la fecha de la cesación, bajo pena de cometer una falta de gestión que podría comprometer su responsabilidad (el tribunal podría entonces hacerle pagar la totalidad o parte de las deudas de su empresa).

Una vez hecha la declaración de insolvencia, el juez puede decidir poner en suspensión de pagos a su empresa. Podrá así continuar el funcionamiento de su actividad en el marco de un control judicial tendiente a liquidar sus pasivos y buscar perspectivas de recuperación. Se puede decidir la apertura de un procedimiento de liquidación judicial si la situación de su empresa se ve comprometida de manera irreparable.

El proceso de administración concursal, que es esa continuación de la actividad bajo tutela judicial, tiene como primera misión salvar la situación. Reflotar la empresa para que continúe su labor, —aunque con menos activos—, sin deudas. De ese modo se pretenden salvar puestos de trabajo, fuerza productiva y todo lo que una empresa aporta.

Si precisa asesoramiento para definir el momento en que se encuentra su negocio, contáctenos. La detección temprana, siempre tan aconsejable en todos los problemas de salud, también reúne la misma idoneidad en el ámbito de la empresa. El Derecho Concursal puede hacer mucho por las empresas cuando estas operan desde la responsabilidad y la asunción de un rol proactivo en la solución de sus problemas.

No hay que dejar que la bola siga bajando la ladera. Tomar cartas en el asunto puede despejar el horizonte mucho más de lo que en principio pudiera parecer. Tomar acción frente a los problemas es responsable, es inteligente y es conveniente.

Acciones a tomar en caso de insolvencia

Tomar medidas, contactar con acreedores, personas con las que se tienen deudas, por ejemplo proveedores, prestamistas …. Explique su situación y discuta las opciones para pagar lo que debe. Si planea negociar pagos con sus proveedores, lo mejor es buscar la ayuda de un contable, o de un abogado o administrador concursal que tienen muchísima experiencia en estos avatares.

¿Medidas concretas? Pues por ejemplo las que siguen:

  • Solicita financiación adicional a tu banco.
  • Utiliza el factoraje para mitigar los efectos de la morosidad de tus deudores. Emplee el factoraje para obtener efectivo muy rápidamente sin esperar la fecha de vencimiento del pago del cliente. 
  • Cobrar las deudas que se le deben. Insista a sus deudores.
  • Vender activos no esenciales (quizás puedas volver a arrendarlos).
  • Renegociar con sus acreedores. Es esencial comunicarse con los proveedores si desea llegar a un compromiso. Puede ofrecer condiciones de pago revisadas. Los que se encuentran en el extremo inferior de la escala, si se declara insolvente, es más probable que cooperen.
  • Cubra sus deudas. Si la perspectiva es débil, pagar a sus acreedores y cerrar el negocio suele ser el mejor curso de acción. Si no puede cubrir sus deudas, consulte inmediatamente a un asesor. Si permite que una compañía de responsabilidad limitada continúe operando sin una perspectiva razonable de evitar la insolvencia, se le puede responsabilizar por actividad ilícita. Podría convertirse en uno personalmente y ser inhabilitado para actuar como director.

Sendra Abogados

  • C/Almirante Cadarso 34-1º.
  • 46005 Valencia
  • 963519732 | 963221206
  • admon@sendraabogado.com
Ir arriba