We speak english Parliamo Italiano

Liquidar el IVA de Autónomos. Consejos prácticos

Hoy abordaremos la cuestión de Liquidar el IVA de Autónomos. Queremos darte consejos prácticos para abordar la cuestión con garantías y seguridad.

Ya sabes que somos especialistas expertos en derecho Fiscal y Tributario y que estamos aquí para ayudarte y resolver cualquier duda que pueda surgir.

Dicho esto, vamos a analizar esta cuestión.

Liquidar el IVA de Autónomos

La liquidación del IVA se puede explicar de una forma muy sencilla. Cada vez cobras por un trabajo emites una factura en la que hay una parte porcentual que corresponde al IVA. De igual forma como cuando compras o realizas cualquier inversión para tu empresa pagas una factura la que una parte corresponde al mismo impuesto del IVA.

Cada trimestre deberás sumar todo e IVA que has cobrado y restarle la suma de todo el IVA que has pagado. La diferencia resultante (ojalá que favorable y cuanto más mejor) deberás abonarla en tu declaración trimestral de impuestos.

Pautas para liquidar el IVA correctamente

El trabajador autónomo esta obligado a liquidar el IVA. Existen una serie de reglas a seguir para realizar correctamente la liquidación de este impuesto.

Vamos a ver a continuación precisamente cuáles son esas pautas a seguir para realizar correctamente este proceso obligatorio como decimos por ley.

En primer lugar como te hemos dicho tienes que calcular la diferencia del IVA de devengado, es decir has cargado a sus clientes y el IVA soportado es decir el que te han cargado a ti tus proveedores.

Como trabajador autónomo tendrás que declarar mensual o trimestralmente este impuesto. De igual manera al final de año tendrás que presentar el informe resumen de todo ejercicio.

¿Qué pasa si el balance es negativo?

Muchos de nuestros clientes autónomos en una fase inicial nos preguntan ¿qué pasa si el balance entre el IVA devengado y el IVA soportado es negativo? ¿puede ocurrir?

SÍ claro que puede ocurrir. Es posible que algún mes o trimestre los gastos de nuestra actividad superen a los ingresos, lo cual traducido al nivel de IVA, significa que estamos pagando más IVA del que estamos cobrando a nuestros clientes. Obviamente a nivel de balance saldrá un saldo negativo.

¿Qué pasará entonces? Cuando será este escenario se deja ese saldo a compensar en siguientes declaraciones del impuesto. Lo vemos mejor con un ejemplo:

  • En un período concreto una empresa tiene un balance de IVA negativo de 200 €
  • En el siguiente periodo, la declaración del IVA de esa misma empresa arroja a pagar una cifra de 600 €
  • Esta empresa puedes restar a esos 600 € pagaderos los 200 € negativos de la declaración anterior y de tal compensación resultarán sólo a pagar 400 €

Es prudente recordar que el IVA  lo paga el consumidor final y no el autónomo. Lo que ocurre es que ese consumidor final paga el IVA al autónomo, y que será éste quien después tenga que entregar su parte al Estado en la declaración del IVA. Cuando el cliente paga abuela la totalidad del importe a la empresa, y después la empresa tiene la obligación de separar la parte que corresponde a impuestos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba