We speak english Parliamo Italiano

Cómo se liquida una empresa correctamente

Cómo se liquida una empresa correctamente

Vamos a explicar cómo se liquida una empresa correctamente. De entrada te diremos que liquidar una empresa es mucho más que paralizar la actividad y poner un cartelito que reza: se liquida. Liquidar una empresa es un proceso qué consta de varias etapas:

  • disolución
  • liquidación
  • extinción

Por lo tanto, viendo que se trata un procedimiento complejo formado a partir de la suma de sucesivas actuaciones pasemos a verlo en detalle pero con sencillez, ya que el objetivo de este blog es hacer entendibles cuestiones complejas a personas nos versadas en leyes.

Cómo se liquida una empresa correctamente

 

Como te decimos la primera etapa es la fase de disolución. Para llevarla a término es necesario reunir en junta general a los accionistas al objeto de que alcancen un acuerdo sobre la disolución de la empresa. Dependiendo del tipo de sociedad será necesaria y aplicable una matemática de mayorías u otra.

Así por ejemplo en el caso de las sociedades anónimas si necesita una mayoría ordinaria mientras que en las sociedades limitadas, se necesita la mayoría equivalente al menos a un tercio del capital social.

Esta junta ordinaria tendrá que alcanzar deseablemente un acuerdo. Será entonces el momento de recoger dicho acuerdo en un acta que se hace oficial mediante escritura pública e inscripción en el Registro Mercantil correspondiente.

Liquidar la empresa

 

La Fase liquidación de la empresa va a venir determinada por el pasivo de la empresa. No es igual la liquidación de una empresa que no tiene deuda contraída alguna ni créditos firmados que otra con un pasivo insatisfecho incluso posterior a la disolución o acuerdo de disolución junta general de la misma.

Nuestra primera hipotética empresa, esa que no le debe dinero a nadie, puede quedar liquidada en el mismo momento de la disolución, es decir de forma simultánea.

Lo cierto es que tras la disolución los administradores de la sociedad dejan de obra como tales. Sin embargo, y al objeto de satisfacer el pago de las deudas de la forma más justa y menos lesiva posible para con los acreedores, se deberá nombrar al responsable o responsables de la gestión de esa liquidación.

Generar liquidez

 

Liquidar no funciona aquí con una acepción de eliminar, sino de producir liquidez. Lo que esta etapa requiere es generar el equivalente dinerario al activo que posea la empresa a fin de utilizarlo para liquidar o saldar deudas pendientes a la fecha. Por ejemplo si la empresa posee un inmueble, o vehículos, o maquinaria… lo venderá para generar un dinero con el que podrá pagar créditos o deudas pendientes.

Pagar

 

Este apartado tiene bien poco que explicar. Si en la etapa inmediatamente anterior hemos generado dinero ahora lo tenemos que utilizar para hacer efectivo el pago de lo pendiente.

El reparto entre los socios

 

Puede ocurrir que el activo de la empresa sea superior al pasivo insatisfecho. Esto significa que si la empresa vende todo lo que posee y obtiene una cuantía en efectivo que es superior al total de sus deudas una vez estén estas saldadas, quedará un remanente. En una junta ordinaria se realizará tanto el balance entre activo y pasivo que hemos explicado como el reparto de la cantidad sobrante entre los socios de acuerdo con su aportación.

Como ves el proceso que responde a cómo se liquida una empresa no es precisamente una simpleza y por eso es tan importante que sea capitaneado por un profesional que tenga experiencia y el recorrido al frente de procesos similares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba