We speak english Parliamo Italiano

Auditoría Fiscal

Auditoría Fiscal. Líneas maestras para comprenderla.

Hablamos hoy, de la auditoría fiscal. Diremos que para las empresas debe ser importante realizar este tipo de auditorías, pues es una manera de diagnosticar muy bien en qué punto se encuentran. Aunque estemos cubiertos a este respecto, realizar una auditoría fiscal en tu empresa cada cierto tiempo, nos va a proporcionar una opinión de un tercero distinto —e independiente— al responsable de contabilidad de la empresa, a su director financiero, a tu asesor fiscal, abogado…  que nos debe llevar a un formarnos una opinión sobre cómo estamos haciendo las cosas en materia fiscal.

Normalmente se decía que había que hacer la auditoría fiscal cada 4 años. Pero con un entorno fiscal tan cambiante como el que tenemos actualmente, acelerado además por la transferencia de competencias tributarias a las autonomías, las modificaciones reglamentarias que se introducen e introducirán por influencia europea, por el contexto del Covid19 etc. ese plazo debería ser incluso más reducido para asegurar una perfecta armonización entre lo que está haciendo tu empresa en materia fiscal y lo que es exigibles desde el punto de vista actual.

Objetivos de una auditoría fiscal

La misión de la auditoría fiscal, la primera y más clara, es determinar si la empresa está al día en sus obligaciones tributarias. Esto además es necesario porque es exigible desde el punto de vista de la contratación con terceros, de la concesión de una póliza, de un crédito, o por ejemplo para poder trabajar con la Administración Pública.

A diferencia de la auditoría contable, en la auditoría fiscal se analizará también si la empresa cumple en sus obligaciones de presentación de impuestos y satisfacción de su pago.

En la auditoría fiscal se verifica y analiza el correcto registro y asentamiento de la información financiera de una empresa o un particular —ambos casos se atienden en este despacho especialista en Derecho Fiscal y Tributario— y se comprueba el cumplimiento de sus obligaciones tributarias ante el Estado.

Qué se analiza en concreto

Vamos a anotar algunas pinceladas de lo que se analiza en una auditoría fiscal, para su mejor comprensión.

  • El balance y la cuenta de resultados.
  • Existencia de un régimen fiscal específico para esa empresa o no.
  • Situación de alta en el censo empresarial
  • Libros contables.
  • Declaraciones tributarias y pago correspondiente.
  • IRFP, IVA, modelo 347, Impuesto de sociedades, IAE (Actividades Económicas)

Auditor fiscal. Un concepto multidisciplinar

La auditoría fiscal es tan excelente como el profesional que la realiza. La auditoría fiscal es obviamente una especialidad que pertenece al profesional del conocimiento tributario, pero que debe mezclarse con las ramas del saber fiscal, sin dejar de utilizar las técnicas de análisis y valoración de la auditoría contable. Y a todo ello se añade la gestión moderna de riesgos o la visión del compliance si lo prefieren.

En definitiva, la auditoría fiscal es una garantía de salud tributaria para las empresas. Igual que es bueno someterse a chequeos médicos para verificar que estamos en forma, la empresa que se somete a la auditoría fiscal con periodicidad, puede aseverar su compromiso con el buen hacer tributario y detectar tempranamente algún vacío que resolver antes de que sea un problema.

2 comentarios en “Auditoría Fiscal. Líneas maestras para comprenderla.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba