We speak english Parliamo Italiano

¿Cómo funciona el divorcio de mutuo acuerdo?

¿Cómo funciona el divorcio de mutuo acuerdo?

¿Cómo funciona el divorcio de mutuo acuerdo? ¿Te lo has preguntado? ¿Estás pensando en divorciarte y das vueltas alrededor de esta cuestión? En Sendra Abogados, también tenemos un departamento especializado en Derecho de Familia con el que atenderte y resolver todas tus dudas.

¿Cómo funciona el divorcio de mutuo acuerdo?

El divorcio amistoso o divorcio de mutuo acuerdo es el divorcio más rápido y practicado que existe en la legislación española. Y no es para menos, el divorcio amistoso es el único tipo de divorcio donde los cónyuges resuelven todos los efectos de su separación, con un solo abogado. Se resuelve en menos tiempo y además, al ser consensuado, permite menos tensión emocional. Bajo determinadas circunstancias puede hacerse incluso ante notario por la Ley de Jurisdicción Voluntaria.

Conviene indicar que si hay hijos menores de edad, el divorcio, amistoso o no, tiene que pasar por el juzgado para que el juez vele por los intereses del menor —bien jurídico superior, especialmente protegido por la ley— queden recogidos y perfectamente salvaguardados.

Los cónyuges están de acuerdo sobre la ruptura del matrimonio y sus consecuencias. Cabe recalcar que no es necesario en España —no como antaño— alegar causa para el divorcio. Basta con la voluntad de uno solo de ellos para iniciar el proceso. De lo que aquí hablamos no es del lanzamiento del divorcio, sino de cómo se articula. Hablamos de cómo se desenvuelve ese divorcio una vez ya planteado.

El divorcio por consentimiento mutuo es económico: los cónyuges pueden usar el mismo abogado. Si la situación se vuelve conflictiva, cada uno de los dos cónyuges debe tener su propio abogado. El divorcio de mutuo acuerdo es rápido: sólo es necesaria una comparecencia ante el juez y bajo determinados casos, ante notario, incluso. El procedimiento puede, sin embargo, ser engorroso cuando es necesario liquidar el régimen matrimonial (inmuebles, deudas y créditos), todo lo más.

Como indicamos antes, sin hijos fruto de la relación, es sencillo. Si existen hijos de ambos cónyuges y más aun, si son menores, el proceso se tiene que judicializar sí o sí. Por muy de acuerdo que estén los padres, el juez tiene que validar si las medidas acordadas son las mejores posibles para el niño/a.

El divorcio de mutuo acuerdo, al igual que otras categorías de divorcio, requiere la presencia de un abogado. Esto último puede ser común cuando los cónyuges acuerdan los efectos del divorcio. Sin embargo, en caso de desacuerdo sobre una consecuencia del divorcio, como la residencia de los hijos, los cónyuges deben contratar cada uno un abogado. Discrepar es caro.

El divorcio de mutuo acuerdo se caracteriza por su rapidez y bajo coste.

Ir arriba